Logo

Pide tu cita

Así funcionará nuestro consultorio cuando nos reencontremos

Como profesionales de la salud, tenemos gran afluencia de pacientes y colaboradores en nuestros consultorios, razón por la cual debemos triplicar nuestros esfuerzos en bioseguridad para así colaborar con el aplanamiento de la curva día tras día. Estas serán las medidas que tomaremos en nuestro consultorio cuando nos volvamos a encontrar. 

Nuestros días parecen ser un poco más ajetreados, las reuniones por video llamada con la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica se han convertido en parte de nuestra rutina y las investigaciones sobre nuevos hallazgos del Cononavirus humano han empezado a llenar la bandeja de entrada de nuestro correo electrónico. Hemos tenido el honor de hacer parte del equipo que está desarrollando los protocolos de bioseguridad estrictamente alineados con las recomendaciones de la OMS y el Ministerio de Salud, para que así, cuando volvamos, acatemos rigurosamente todas las normas de bioseguridad y, ante todo, podamos brindar nuestros servicios de la manera más segura posible para nuestro equipo y pacientes. 

La nueva consulta médica.

Los cambios que se avecinan para nosotros los médicos hacen esta incertidumbre mucho más complicada ya que más allá de seguir las recomendaciones de distanciamiento social, higiene de manos y cuidados generales de bioseguridad, tenemos que seguir estrictas normas de protección para nosotros y nuestros pacientes.

Primero que todo, planeamos utilizar la tecnología a nuestro alcance e implementar servicios de atención médica virtual por video llamada. Sabemos que algunos procedimientos nos exigen hacer un examen físico, para así, tener una idea clara de las necesidades del paciente. Sin embargo, hay otros procedimientos o controles como post láser, vigilancia de cicatrices, o evaluación post quirúrgica que podrán hacerse por medio de una consulta virtual. Esto, disminuirá la exposición de ustedes, nuestros pacientes, al no tener que salir de casa.

Para los pacientes que asistan a nuestras instalaciones y pensando en las normas de bioseguridad en consulta de cirugía plástica, los horarios serán restringidos ya que no debemos tener aglomeración de pacientes en salas de espera y debemos dejar 30 minutos entre paciente y paciente para la desinfección de las zonas de tratamiento, por lo cual la puntualidad será supremamente importante. 

Nuestro consultorio estará a puerta cerrada y sólo se abrirá la puerta cuando entre o salga un paciente. En la entrada, tendremos una estación de desinfección con tapetes especiales para la limpieza de zapatos y geles de alcohol para la desinfección de manos. El uso del tapabocas en nuestro consultorio será de carácter obligatorio, pero en caso de que uno de nuestros pacientes llegue al consultorio y no lo tenga, le proporcionaremos uno. En la puerta de nuestro consultorio una de nuestras colaboradoras recibirá a nuestros pacientes y pondrá en marcha el protocolo de ingreso al consultorio.  Se hará la toma de temperatura infrarroja, se diligenciará un cuestionario de sintomatología y posibles contactos con el virus y finalmente se hará el ingreso a zonas de consulta, o de tratamiento. Contaremos con zonas demarcadas de espera para que nuestros pacientes estén cómodos mientras se termina la desinfección del área de tratamiento o consultorio. En consulta y tratamiento, se mantendrán las zonas de distanciamiento social. Los doctores estarán vestidos con equipos de protección tanto para la consulta como el examen físico, tal como lo recomiendan las guías de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica y el Ministerio de Salud.

Para los procedimientos, las terapeutas acatarán los nuevos protocolos de desinfección y asepsia, para los cuáles han sido recientemente entrenadas con profesionales especializados.

Una vez concluida la consulta o el procedimiento, el paciente deberá retirarse del área, en lo posible no pasar por recepción a menos de que lo requiera. Para acatar las normas de distanciamiento social, el agendamiento de citas de control o de procedimiento se hará de manera telefónica o por medios electrónicos. Esto, con el fin, de disminuir el tráfico en la recepción y minimizar la probabilidad de contagio.

Como siempre, todo esto es pensando en la seguridad de nuestros pacientes y de nuestro personal. Sabemos que suena extremo y un poco asustador, pero tengan en cuenta que es lo que todos debemos hacer para minimizar el impacto del coronavirus. Es importante mencionar que el COVID 19 estará acá por un buen tiempo y quizás para siempre.

En un tiempo, probablemente podremos retomar nuestras vidas, pero con hábitos nuevos, por lo menos mientras se comprueba la efectividad de una solución definitiva como una vacuna. Debemos tener en cuenta que esto, hará parte de nuestra cotidianidad y que, entre más responsables y preventivos seamos, podremos mitigar el impacto de manera más efectiva.